Asómate a tu corazón en Cuaresma.

Ya estamos en miércoles de ceniza y comenzamos el tiempo de Cuaresma: 40 días que nos servirán para preparar nuestro corazón para la gran fiesta de la Pascua.

Hemos acercado este momento a todos nuestros alumnos teniendo unas celebraciones de la palabra, dirigidas por nuestro nuevo capellán el sacerdote diocesano,  párroco del Polígono de Sta Ana, Cleto Padinjarenedumparambil Joseph, en las que se les ha impuesto la ceniza. Nuestro nuevo capellán nos proponía una bonita metáfora, ¿qué zapatillas vamos a calzar en el camino a la Semana Santa?

“Esta Cuaresma tenemos ante nosotros la posibilidad de caminar con Dios, de explorar diferentes lugares de nuestra vida y de conocer cómo los podemos afrontar si contamos con Dios, con Jesús, para cada uno de esos pasos. Pero antes de iniciar el viaje tenemos que preparar nuestra vida. No todo calzado sirve para caminar y para caminar durante horas.

… Los hay que deciden caminar con constancia, paso a paso, disfrutando del paisaje, delComo cada año, hemos celebrado el inicio de la Cuaresma con la imposición de la ceniza. Nuestro nuevo capellán nos proponía una bonita metáfora, ¿qué zapatillas vamos a calzar en el camino a la Semana Santa?


“Esta Cuaresma tenemos ante nosotros la posibilidad de caminar con Dios, de explorar diferentes lugares de nuestra vida y de conocer cómo los podemos afrontar si contamos con Dios, con Jesús, para cada uno de esos pasos. Pero antes de iniciar el viaje tenemos que preparar nuestra vida. No todo calzado sirve para caminar y para caminar durante horas.

Los hay que deciden caminar con constancia, paso a paso, disfrutando del paisaje, del camino, pero sin pararse. Esos son los que se calzan las botas de trekking, preparadas para afrontar las dificultades, pero también para lo llano… Los que se calzan las botas reconocen sus limitaciones, reconocen que sus pies, solos, no pueden con todo (como aquellos de los que habla Jesús en el evangelio, que son capaces de reconocer en lo escondido su pecado y su error y pedir ayuda). Éstas son las botas que tendremos que ponernos para poder caminar esta Cuaresma.” camino, pero sin pararse. Esos son los que se calzan las botas de trekking, preparadas para afrontar las dificultades, pero también para lo llano… Los que se calzan las botas reconocen sus limitaciones, reconocen que sus pies, solos, no pueden con todo (como aquellos de los que habla Jesús en el evangelio, que son capaces de reconocer en lo escondido su pecado y su error y pedir ayuda). Éstas son las botas que tendremos que ponernos para poder caminar esta Cuaresma.”

Hemos terminado las celebraciones entregándoles una oración para rezar cada día en esta Cuaresma.

 

https://photos.app.goo.gl/AhYu9F7xzCPWVPUE2