El domingo 26 de noviembre, la Comunidad Educativa del Colegio clausuró con alegría el 75 Aniversario disfrutando de una jornada festiva como una gran familia en torno a Santa María Micaela y el recuerdo de las Hermanas que han pasado por nuestro Centro.

 

 

Al igual que Santa María Micaela estaba atenta a los más necesitados nosotros también queremos que la Solidaridad sea un valor presente en nuestro Colegio y en nuestras vidas de ahí que despedimos este 75 aniversario con una Marcha  Solidaria a beneficio de: Amaranta (ONG que aúna todos los proyectos sociales de las Hermanas), Asociación Custodire (Asociación sociocultural que trabaja con los niños y familias de Villalba) y con la Asociación murciana de fibrosis quística ( una enfermedad desconocida para mucha gente) que intenta, y lo va consiguiendo poco a poco, mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familias.

Antes de hacernos presentes por las calles de Cartagena nos pusimos en presencia del Señor y juntos hicimos una oración.

Para la salida oficial nos acompañó el Ilmo.Sr. D. Ricardo Segado García, Concejal del Área de Cultura y Patrimonio Arqueológico, Deportes y Juventud, del Ayuntamiento de Cartagena y a las 10,30h cientos de personas pasamos bajo el arco que marcaba la salida para realizar un recorrido por las calles de nuestra ciudad. Al llegar al Ayuntamiento nos hicimos una foto de familia y llegados a la cuesta del Batel se leyó un manifiesto que desde aquí compartimos con todos:

“Esta mañana la familia Adoratriz de Cartagena sale a las calles de nuestra ciudad para dar testimonio de la herencia recibida y vivida durante 75 años.

El Carisma de las Adoratrices es la actualización del sueño de una muje que s atrevió a cambiar la sociedad de su época y defender, en nombre de Cristo, a los más olvidados, a los más despreciados, a los últimos.

Santa María Micaela hoy nos da las claves para fundamentar la educación de niño y jóvenes en valores eternos, que los hagan artífices de transformación de nuestro mundo:

-        Tener el Evangelio como referente, para ser personas íntegras, abiertas a acoger a todos.

-        Experimentar el latido del Corazón Eucarístico que sustente sus vidas en un amor incondicional y les enseñe a darse a los demás.

-        Moverse, no únicamente según las leyes de la tolerancia sino dar un paso más allá y sentir predilección por los más débiles e indefensos.

-        Emplear a fondo todos sus dones para ponerlos al servicio de la sociedad.

-        Apostar por una formación integral que los capacite para ser actores eficaces de la construcción de un entorno más justo y más amable.

Por ello la presencia de las adoratrices en Cartagena, durante tres cuartos de siglo, constituye un regalo que marca la diferencia e imprime el sello de la “pedagogía del amor” generación tras generación.”

Tras la lectura reanudamos la marcha para volver al Colegio donde terminamos esta jornada festiva con una paella gigante, música e hinchables que hicieron inolvidables los momentos que hemos tenido desde el curso pasado, para recordar la presencia Adoratriz, presencia de la que hoy coge el relevo la Comunidad Educativa y dar gracias al Señor por un proyecto que va más allá de nuestros planes, por una historia que reúne mil historias en 75 años donde se han unido esperanzas y sueños en la “pedagogía del amor”.

Ana Cruces y Mª Elena Berruezo

 

Os dejamos enlaces a las fotos y videos de estos actos

 

  • FOTOS

https://photos.app.goo.gl/ooaJGnHx99WIMGFZ2